martes, 28 de julio de 2009

- ¿Adónde vas?.
- ¡al mar! - gritó con alegría.
- ¿A qué parte?.
- Al mar, ¿no es uno solo, acaso?.
- Si, en cierta forma.
- Qué te lleva.
- Nada, nunca lo he visto, ¿tu lo has visto?.
- Claro.
- ¿Cómo es?.
- Hay que verlo.
- A eso voy.
- Es como un fuego encendido en la noche. Nunca te cansas de mirarlo...Parece vivo.
"Mascaró, el cazador americano" - H. Conti.